Vidriera de la Casa de Juntas de Vizcaya en Gernika (Vizcaya)

 

 

Artículos de Historia, Lingüística y Antropología Vascas (índice)

 

 

Los orígenes de los fueros vascos.

 

 

El Forua (forú-á; "el Fuero") es el ordenamiento jurídico por el que se han regido las diferentes regiones vascas desde tiempos antiguos. Equivalente a una ley general que envolvía distintas clases de normas y era, al mismo tiempo, ley constitucional y código civil, penal y procesal.  

Si bien en castellano actualmente la palabra fuero se asocia con el signific ado de "privilegio"; en vasco, por el contrario, siempre ha poseído el significado de "ley". La palabra vasca foru (fuero) procede del latín forum (foro). El foro en las ciudades romanas era el centro neurálgico de ellas y comprendía las actividades más importantes de la ciudad como los negocios, la religión, o los lugares donde se administraba justicia y se legislaba. De legislar y administrar justicia en los foros vendría la utilización por parte de los vascos de llamar foru a sus leyes. El foru se dictaba en el centro neurálgico de las ciudades vascas en el que siempre había un árbol venerable (roble o encina), bajo este árbol se reunían los representantes de la ciudad para dictar ley, el foru. Con el paso del tiempo las poblaciones vascas se unieron en entidades políticas mayores, y cada municipio enviaba sus representantes bajo un árbol que cobijaba en ley y justicia a todas las poblaciones. Si bien actualmente el árbol más conocido es el de Gernika, símbolo de las libertades vascas; en la antigüedad el árbol más importante fue el de Nájera (La Rioja), capital del Reino de Pamplona-Nájera. Bajo él se dictaron las leyes que sirvieron de base para la legislación de los futuros reinos de Castilla y de Aragón, que surgieron del desmembramiento del Reino de Pamplona-Nájera tras la muerte del rey Sancho el Mayor, y también de los actuales sistemas forales de las provincias vascas.  

En el año 1034 Sancho el Mayor para conmemorar la conquista de la ciudad de León, mandó acuñar en Nájera la primera moneda cristiana peninsular. En su reverso aparece el nombre de Naiara (forma vasca para llamar a la ciudad de Nájera) y aparece también una cruz cristiana, simbolizando la cristiandad que imperaba en todo el reino (si bien mucha población del reino seguía siendo creyente de la antigua religión vasca). A ambos lados de la cruz aparecen el árbol de Nájera (La Rioja) y de Sobrarbe (este de Aragón), como marcaje geográfico de su reino, simbolizando la capacidad del pueblo para dictar leyes desde Nájera hasta Sobrarbe. Hoy es el día que el árbol de Sobrarbe aparece en el escudo de Aragón simbolizando las libertades aragonesas, recordándonos los orígenes vascos de los primeros habitantes del Reino de Aragón.


El fuero surge originariamente de todo el entramado de usos y costumbres que desde tiempos remotos fueron afianzándose entre los vascos con el paso del tiempo. El Fuero vasco constituye uno de los primeros sistemas políticos democráticos de Europa. Los Biltzar Nagusia (biltsár nagúsi-á; Juntas Generales) o parlamentos de cada uno de las regiones vascas ya en la Edad Media, desarrollaron instrumentos democráticos tales como el Habeas Corpus, la prohibición de tormentos o la Hidalguía Universal, mucho antes de que lo hicieran otras instituciones en Europa. En Vizcaya, por ejemplo, a través del Pase Foral quedaba invalidada cualquier resolución del Señor de Vizcaya que fuese contra el Fuero.

La Hidalguía Universal establece la igualdad civil entre vecinos y moradores de la región con consecuencias tan notorias como la prohibición de ser sometido a tortura o a la exención de tributos. Por lo tanto, desaparecía la desigualdad entre señores y vasallos. De igual manera, el servicio militar queda sometido a unos condicionamientos. Los vizcaínos, por ejemplo, estaban obligados a seguir al Señor de Vizcaya hasta el Árbol Malato, sitio en Luyando (frontera de Vizcaya); más allá de este límite, como hombres libres que eran, debían recibir un sueldo.

En la imagen, la vidriera de la Casa de Juntas de Vizcaya, en Gernika, donde se representa al pueblo vizcaíno, reunido bajo el "Árbol de Gernika", acatando los fueros (las leyes) acordados por los representantes de las villas, anteiglesias y ciudad de Vizcaya (Orduña).

 

 

 

 

¡Comparte este artículo!

 

 

 

 

 

Artículos de Historia, Lingüística y Antropología Vascas (índice)